Semana 3: ¡NO SUBO NI UN GRAMO! PERO ¡YA SE NOTAN LOS RESULTADOS FÍSICOS!

bascula-semana-3-e1496511361491.jpg

Pues nada… Ya ven. Con la tontería, han pasado ya tres semanazas  de dieta y ejercicio a full y no he engordado ni un gramo! Más bien, cómo lo diría yo… he perdido 500 gramos más. Me he quedado estupefacta al subirme el lunes a primera hora de la mañana a la señora báscula y, ejem, 57 kilos. Allá que voy a preguntar a quien me asesora en este reto-coconutie- Oye, ¿y lo de subir peso para cuándo era? Su respuesta: “NO TE FIJES EN EL PESO, MÍRATE EN EL ESPEJO”. Que me ha salido poeta! Jajaja! Y ¿qué hizo la menda? Pues allá que me fui, al espejo… ¿Y QUÉ VÍ?asics        Pues para ser sincera, algo en lo que no me había percatado hasta el momento. Yosss! ¡Mi cuerpo ha cambiado! Visto desde los ojos de uno (que nos conocen cada palmo) he notado como si se hubiera recolocado. Está más estilizado, y miren que yo, como dicen en mi casa, tengo cuerpo de pájaro  palmero, jajajaja, con el tiempo he aprendido a reirme de lo que de pequeña me acomplejaba horrores. Para quienes no sepan lo que es es un pájaro palmero, es lo mismo que un gorrión, con trasero rechoncho y patitas de alambre, vamos, como una gallina! Jajaja! Pero la verdad, me sentí como SATISFECHA de ver que UNO MISMO, NO SIN ESFUERZO Y VOLUNTAD, ESO SÍ, PUEDE HACER QUE LA ÚNICA MAQUINITA QUE TENEMOS DONDE VIVIR LOS AÑOS QUE SEAN, ESTÉ MÁS FUERTE, ÁGIL Y POR QUÉ NO, ESTILIZADA, VAMOS, Y COMPENSADA. No puedo evitar pensar en que mi espalda está cada día que pasa más protegida por unas lumbares y abdominales que yo no veo, jajaja, pero que ahí están algo más tonificados.

tripa       Y otra cosa es la tripilla. No he sido nunca de tener mucha, pero sí rechonchilla porque la verdad es que soy una lima sorda comiendo, como dice mi madre, y claro, todo lo que entra por la boca llena el saco. Pues es algo que también ha ido desapareciendo, también porque con las 1600 calorías que engullo al día la tripa la tengo pegada al espinassso, pero vamos, que se nota, sí, en tres semanas siguiendo dieta y tablas a rajatabla, valga la redundancia, los resultados van manifestándose, poquito a poco, pero asoman, sí, asoman la naricilla. Y eso anima.

 

Y cambiando de tema pero sin salir de lo que hablar de comida se refiere, les enseño ahora un poquito de eso a lo que tengo que enfrentarme cada día de la semana, ahora este finde también porque lo he pasado en un mercadillo solidario: ME ENFRENTO CADA DÍA AL AROMA Y LA ESPONJOSIDAD DE LOS BIZOCHOS RECIÉN HORNEADOS, DE ZANAHORIA Y DE CHOCOLATE CON CALABACÍN, POR NO DECIR EL OLOR A GALLEEETAAA RECIÉN HECHA QUE IMPREGNA CADA RINCÓN DE MI PASTELERÍA CREATIVA JESSITARTAS. Ay, madre mía, qué olores…y encima es que sé lo buenos que están, pero nop, estas seis semanas sólo los huelo! Eso sí, en estos dos años que llevo con mi dulce tallercito de pasteles personalizados en Madrid, me llevo unos buenos cachos (por buenos me refiero a grandes, je) para casa los fines de semana. Y sííí, no tengo cabida a la compasión ni al remordimiento! ¡PA´DENTRO! Sea la hora que sea, eso sí, me mola comérmelos a pellizcos en el sofá (qué me diría mi madre! jessi! las migas!) Pero es que no dejo ni una! jajaja

galleltas fundamarket selfiemercadillo dulcesmuffins todosmuffinsprensa-50kg.jpg

Aunque sí tengo que reconocer que tengo PICOS DE QUERER ABRIR UN ARMARIO Y ZAMPÁRMELO TODO! La clave, tener armarios de cocina como los míos, no, no tienen candado, no, lo que pasa es que en su interior no hay ná que sirva jaaajajaja. Bueno, que sirva sí, pero que no nos valga para un arrebato “dietil” de a la porra con la lechuga y la caballa! Pero siempre es bueno tener aaallllgoooo, y yo suelo tener CHOCOLATE NEGRO DEL 70% O DEL 82%. Oye, cómo me gusta!

chocolate

Y sí, me comí una onza. Miren mi cara, estaba privada “saltándome la dieta” jajaja. Pero o me lo comía o salí a la calle a por un ñú! Madre mía, tal pecado, dirán! Bueno, si lo miro desde el punto de vista de que me voy al gimnasio a las 7 de la mañana “muertasueño” para pegarme un tute de dos horas (pero completitas, eh?) y que me paso el día comiendo más verde que una cabra y más pollo o caballa que qué sé, pues oye, no me apetece que cada día me dé un arrebato de esos porque quiero comprobar los resultados en seis semanas, y si me lío a meterle obstáculos me estoy autoengañando, nop?

 

lata caballas

Pues en una de estas ocasiones de ganas irrefrenables de convertirme en termita (era de noche, ya había cenado unos suculentos 150gramos de pescado hervido con un poco de sal sin sodio y una hojita de laurel y algo de pimienta, vamos, una locura) pues lo que me dijo mi asesor en una llamada de auxilio de termita loca fue: “venga, échate un cacito de proteínas en medio vasito de leche (desnatada, claro, no vaya a morir yo con la grasaza de la leche entera, jajaja) y a la cama! Eah! Pues eso fue lo que hice y, oye, funcionó. No sé yo si por lo que me gustan a mí estas proteínas porque me saben a papilla de bebé o porque cayó en mi tripa como agua de mayo, jajaja!

IMG_20170526_013756IMG_20170526_013842

Pero también es cierto que a medida que pasan las semanas tengo más ganas de comer y SABOREAR cosas distintas. Chacho, qué rápido se aburre el paladar cuando le echamos siempre lo mismo…  Hace unos días tuve unas pruebas de alergias… qué dolor eso de ser alérgica al aguacate después de vieja, amigo…y como llegaba más que tarde a trabajar decidí para y comerme un señor sándwich de pollo. Éste me gusta porque tiene bastante pechuguita de pollo. Claro, las papas fritas ni mirarlas y de las tres rebanadas de pan pues quité más de una, por no decir la mayonesa… por favor, sin mayonesa! Ayyyy! Qué cosa más seca! jajaja! menos mal que el huevo y el tomate le aportaban un poco de jugosidad que si no esto no bajaba ni con un litro de horchata!sandwich

sandwich fin

 

Pesa rusa va, pesa rusa viene… Zancada va, zancada viene…
AGÜITA AGÜITA, para calmar la sed. Y de vez en cuando una cervecita… sin alcochol, para refrescar el gaznate!

Eah! Pues que aquí les dejo, coconuties, hasta dentro de unos días, que mañana lunes toca báscula de la CUARTA SEMANA, un mes ya por dios cómo pasa el tiempo, y les iré contando lo que REVELA EL ORÁCULO DE LA TOILETTE! jajaja! Feliz semana!

cardio

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: